Novedades

SIFILIS

ETIQUETAS

CONCEPTO

La sífilis es una infección bacteriana común que se contagia a través de las relaciones sexuales. La sífilis se cura de forma sencilla con antibióticos, pero puede provocar daño permanente si no se trata.

La sífilis provoca llagas en el área genital (llamadas chancros). Por lo general, estas llagas no son dolorosas, pero pueden propagar la infección fácilmente a otras personas. Puedes contagiarte de sífilis al entrar en contacto con las llagas. Muchas personas con sífilis no se dan cuenta de las llagas y se sienten bien, de modo que es posible que no sepan que tienen la infección.

 

Resultado de imagen para SIFILIS

 

AGOSTO 13- 2018

Sífilis primaria

El primer signo de la sífilis es una pequeña llaga, que se denomina «chancro». La llaga aparece en el lugar donde la bacteria ingresó al cuerpo. Si bien la mayoría de las personas infectadas por sífilis tienen solo un chancro, algunas personas presentan varios. El chancro suele aparecer alrededor de 3 semanas después de la exposición. Muchas de las personas que tienen sífilis no notan el chancro porque suele ser indoloro y puede estar oculto en la vagina o el recto. El chancro se curará solo en un período de entre 3 y 6 semanas.

Sífilis secundaria

Luego de unas pocas semanas después de que se cure el chancro, es posible que sientas una erupción cutánea que comienza en el tronco y, finalmente, cubre todo el cuerpo (incluso las palmas de las manos y las plantas de los pies). Esta erupción cutánea no suele producir picazón y puede estar acompañada por llagas que parecen verrugas en la boca y la zona genital. Algunas personas también padecen caída del cabello, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta e hinchazón de los ganglios linfáticos. Estos signos y síntomas pueden desaparecer en pocas semanas o pueden aparecer y desaparecer de forma repetida durante hasta un año.

Sífilis latente

Si no recibes tratamiento para la sífilis, la enfermedad pasa de la etapa secundaria a la etapa latente (oculta), en la cual no tienes síntomas. La etapa latente puede durar años. Es posible que los signos y síntomas no vuelvan a presentarse nunca, o bien la enfermedad puede progresar a la tercera etapa (etapa terciaria).

Sífilis terciaria (tardía)

Entre el 15 y el 30 por ciento de las personas infectadas por sífilis que no reciben tratamiento presentarán complicaciones conocidas como sífilis terciaria (tardía). En la etapa tardía, la enfermedad puede dañar el cerebro, nervios, ojos, corazón, vasos sanguíneos, hígados, huesos y articulaciones. Estos problemas pueden ocurrir muchos años después de la infección original que no se trató.

Sífilis congénita

Los bebés de las mujeres con sífilis pueden infectarse mediante la placenta o durante el parto. La mayoría de los recién nacidos con sífilis congénita no presentan síntomas, aunque en algunos casos se puede presentar una erupción cutánea en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Los síntomas posteriores pueden comprender sordera, deformidades en los dientes y la nariz en silla de montar (cuando colapsa el puente nasal).

TRATAMIENTO

La sífilis tiene cura si tratada correctamente con antibióticos apropiados, de preferencia con penicilina.

El tratamiento de la sífilis es diferente dependiendo de la etapa de la enfermedad:

  • Sífilis primaria, secundaria o latente temprana = Penicilina benzatina (Benzetacil) 2,4 millones de unidades en dosis única.
  • Sífilis con más de 1 año de evolución o de tiempo indeterminado = Penicilina benzatina (Benzetacil) 2.4 millones de unidades en 3 dosis, con una semana de intervalo entre cada una.

Los casos de sífilis con compromiso del sistema nervioso (neurosífilis) no deben ser tratados con penicilina benzatina, pero sí con penicilina cristalina G o penicilina G procaínica.

Pacientes alérgicos a la penicilina pueden ser tratados con doxiciclina (100 mg 2 veces al día durante 14 días) o azitromicina (dosis única de 2 g), pero no son tan eficaces como la penicilina.

En algunos casos, como en las mujeres embarazadas infectadas con sífilis, se puede indicar un tratamiento para desensibilizar la paciente alérgica a fin de que pueda ser tratada con penicilina. Cuando es posible, la preferencia es siempre por el tratamiento con penicilina.

Después del inicio del tratamiento las lesiones comienzan a desaparecer ya en los primeros días. No obstante, para confirmar la cura es necesario repetir los exámenes de sangre.

 

 

Prevención

No hay vacuna contra la sífilis. Para prevenir el contagio de sífilis, sigue estas sugerencias:

  • Abstinencia o monogamia. La única manera segura de evitar la sífilis es abstenerse de tener sexo. La siguiente mejor opción es tener sexo monogámico con una pareja que no esté infectada.
  • Uso de preservativos de látex. El uso de preservativos puede reducir el riesgo de contraer sífilis, pero solo si el preservativo cubre las úlceras de la sífilis.
  • Evitar las drogas de uso recreativo. El consumo excesivo de alcohol u otras drogas puede afectar tu buen juicio y llevarte a prácticas sexuales inseguras.
Desde hace más de 15 años, equipo de especialistas y profesionales de la salud comprometidos con el bienestar, cuidado y recuperación de su salud.